sábado, 31 de diciembre de 2016

Etiam capillus unus umbram suam habet


The lowest trees have tops, the ant her gall,

The fly her spleen, the little spark his heat;

And slender hairs cast shadows though but small,

And bees have stings although they be not great;

Seas have their source, and so have shallow springs,

And love is love in beggars and in kings.

Where waters smoothest run deep are the fords;
 
The dial stirs, yet none perceives it move;

The firmest faith is in the fewest words;

The turtles cannot sing and yet they love,

True hearts have eyes and ears, no tongues to speak;
They hear and see and sigh, and then they break.

  John Dowland , Third Booke of Songes, 1603


Los árboles más chicos tinen copas, la hormiga tiene su genio.
La mosca su enfado, la pequeña chispa su calor.
Y los finos cabellos producen sombras, aunque pequeñas sean.
Y las abejas tienen aguijones, aunque no sean grandes;
Lo mares tienen su fuente, y lo mismo las fuentes de poca profundidad,
Y el amor es amor en mendigos y en reyes.
Donde  fluyen profundas las aguas más tranquilas hay vados.
La aguja del reloj evoluciona, sin embargo, nadie percibe que se mueve.
 La lealtad más firme está en las palabras más escasas,
Las tortugas no pueden cantar y, sin embargo, aman,
Los corazones sinceros tienen ojos y oidos, no lenguas para hablar;
Escuchan y ven y suspiran, y después, se rompen.

John Dowland, Tercer libro de canciones, 1603

QUE NO SE OS OLVIDE Y 2017 OS SEA LEVE